Fraggleblog.es » 1 diciembre, 2018

Daily Archives: 1 diciembre, 2018

Sin categoría

Bronquitis asmática: Problemas que conlleva

Las personas con asma o bronquitis crónica a menudo desarrollan bronquitis asmática.

Los pacientes que sufren de asma desarrollan bronquitis asmática cuando su condición respiratoria previa se vuelve severa y persistente, causando una obstrucción permanente del tracto respiratorio.

Las personas con bronquitis asmatica también tienen los síntomas de bronquitis crónica y los tratamientos previos para el asma ya no son eficaces para despejar las vías respiratorias obstruidas con moco.

Los exámenes físicos clínicos son incapaces de establecer un diagnóstico apropiado a juzgar solo por los síntomas de la bronquitis asmática.

La bronquitis crónica, el enfisema y la bronquitis asmática generan los mismos síntomas (tos, dificultad para respirar, sibilancias y molestias en el pecho al respirar) y, por lo tanto, es muy difícil distinguirlos correctamente.

En muchos casos, las enfermedades respiratorias se diagnostican según los informes de los pacientes sobre sus síntomas, que sin embargo no siempre son capaces de indicar las causas exactas de la enfermedad.

La bronquitis asmática puede diagnosticarse eficazmente mediante pruebas de laboratorio y exámenes físicos cuidadosos.

Ésta es una afección respiratoria común entre las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas o EPOC.

La bronquitis generalmente causa inflamación e irritación del tracto respiratorio.

La membrana mucosa, los tubos bronquiales y otros órganos y tejidos involucrados en el proceso de respiración se inflaman debido a la exposición a sustancias irritantes (polvo, polen, productos químicos) o infecciones con virus.

El tracto respiratorio tiene muchas defensas naturales contra los irritantes, pero en algunas circunstancias, los agentes externos pueden romper estas barreras.

Los tubos bronquiales producen moco, una sustancia protectora que cubre los órganos respiratorios.

Además, la membrana mucosa, los tubos bronquiales y otros tejidos blandos están cubiertos de cilios, prominencias similares a pelos que evitan que los irritantes y los virus lleguen dentro de los pulmones.

Sin embargo, la exposición prolongada a agentes externos permite que las partículas y virus en el aire penetren estas defensas, causando inflamación e infección.

Los tubos bronquiales comienzan a producir un exceso de moco, obstruyendo las vías respiratorias y perturbando el proceso de respiración.

La bronquitis asmática se debe principalmente a la exposición a agentes irritantes externos en lugar de virus y bacterias.

Se cree que las condiciones respiratorias severas de la infancia, el sistema inmunitario débil y la hiperactividad del tracto respiratorio son factores que facilitan el desarrollo de la bronquitis asmática.

Los fumadores que sufren de bronquitis crónica también están muy expuestos al desarrollo de bronquitis asmática.

Los síntomas más comunes de la bronquitis asmática son:

  • Tos
  • Sibilancias
  • Falta de aliento.
  • Molestias en el pecho al respirar.

Teniendo en cuenta el hecho de que la bronquitis asmática involucra principalmente la obstrucción del tracto respiratorio, los tratamientos médicos deben ser efectivos tanto para desbloquear las vías respiratorias como para combatir las bacterias.

En la mayoría de los casos, los tratamientos médicos con antibióticos van acompañados de esteroides y medicamentos inhalados.

Estos medicamentos se llaman broncodilatadores y son útiles para descongestionar las vías respiratorias obstruidas con moco.

Al igual que la bronquitis crónica, la bronquitis asmática puede llevar a complicaciones graves (infecciones bacterianas pulmonares) y requiere tratamiento médico continuo.

Se recomienda a los pacientes con bronquitis asmática que se mantengan alejados de los irritantes externos (humo de cigarrillo, contaminantes, sustancias químicas, vapores de alcohol y polvo) ya que estos factores pueden agravar temporalmente la enfermedad.

En algunos casos, los pacientes con bronquitis asmática grave necesitan hospitalización y control médico hasta que sus síntomas mejoren.

SI crees que estás sufriendo de una bronquitis asmática consulta con tu médico de confianza, recuerda que esta información es sólo con fines divulgativos y no sustituye el tratamiento ni la opinión médica profesional.

Published by: